Un momento de oro para el Salto Ecuestre del equipo sueco por Louise Parkes

Información
Portada | 09 Agosto 2021 | 90 votos - Registrese para votar | Correo electrónico | Imprimir
social youtube xornalgalicia   feed-image
Team Sweden on the podium. (L to R): Henrik von Eckermann, Malin Baryard-Johnsson and Peder Fredricson. Almost a century since Sweden last won Olympic Jumping Team gold and tonight they did it with both style and grace at the Tokyo 2020 Olympic Games in Baji Koen Equestrian Park. (FEI/Arnd Bronkhorst)

La magnífica actuación durante toda la semana de Henrik von Eckermann con King Edward, Malin Baryard-Johnson e Indiana y Peder Fredricson con All In hizo que se creasen grandes expectativas de que ésta podría ser la noche en la que devolverían el máximo honor a su país por primera vez en 97 años. Pero no sería fácil.

 

La competición final se redujo a un mano a mano con el aguerrido trío americano formado por Laura Kraut con Baloutinue, Jessica Springsteen con Don Juan van de Donhoeve y McLain Ward con Contagious, y no iban a entregar nada sin luchar. Los dos equipos completaron la primera ronda de hoy con ocho faltas cada uno, y las líneas de batalla estaban trazadas.

Bélgica ya tenía asegurado el bronce al acumular 12 faltas en la ronda inicial. El equipo de Francia parecía ser la mayor amenaza para todos los demás cuando las faltas de tiempo de Simon Delestre y Berlux Z y de Mathieu Billot con Quel Filou, en la ronda inicial, les dejaron tranquilos antes de que Penelope Leprevost saliera. Pero la eliminación en la tercera valla de Vancouver de Lanlore rompió el sueño de los franceses de repetir la gloria que disfrutaron hace cinco años en Río de Janeiro.

Así Pieter Devos (Claire Z), Jerome Guery (Quel Homme de Hus) y Gregory Wathelet (Nevados S) pudieron quedarse con la certeza de que el tercer escalón del podio sería para Bélgica.

Enfrentamiento final

Cuando los tres miembros del equipo volvieron a la pista para la prueba final, Kraut lideró el camino de Estados Unidos con su caballo castrado de 11 años, llegando a la meta en 41,33 segundos para marcar el ritmo. Y aunque el sueco von Eckermann tomó una nueva ruta, fue un poco más lento al romper el listón en 42,00 segundos con King Edward que, sensacionalmente, no derribó ni una sola valla en las cinco rondas de duros saltos de esta semana.

Springsteen regresó despejado para Estados Unidos en 42,95 segundos, así que cuando Baryard-Johnsson fue más rápido, cruzando la línea en 41,89, los suecos ya tenían una pequeña ventaja. Pero Ward fue el siguiente en salir, y recortando segundos a todos los que le precedían, llegó a la meta en 39,92 y se impuso al sueco Fredricson.

Cuando se puso en marcha, se podía leer en la cara de Fredricson su total determinación. ¿Sintió la tensión mientras galopaba hacia la última valla, sabiendo lo que estaba en juego?

Al final, sólo 1,3 puntos de penalización separaron a los dos equipos, pero la alegría posterior de ambos era palpable. Habían tenido una lucha justa y había ganado el mejor equipo. Sin rencores, sólo con la alegría de un gran deporte practicado entre grandes rivales.

RESULTADOS AQUÍ

LEA EL INFORME COMPLETO AQUÍ


TAMBIÉN LE PUEDE INTERESARlineaazul 1600